Acompañanos en:

acompañanos en facebook Acompañanos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

jueves, 27 de marzo de 2014

Comodoro Rivadavia III

La mañana del martes me levanté triste. Estaba en Comodoro Rivadavia y me iba a Caleta Olivia pero sentía que no quería irme. No lograba identificar que era hasta que fui a la casa de "mi Hermana Sandra" (mi hermana del corazón). Fui a saludarla y desayunar juntos, charlamos, nos miramos, reimos, nos compartimos. Llegó el momento de irme y nuevamente ese sentimiento frío que transitaba por mi cuerpo. Otra vez la tristeza. Nos despedimos en la puerta y nos dimos un último abrazo (no importa si es el último o hay otros por venir, hoy no necesito más que ese). La acaricié y le dije..."Te Amo". Eso era lo que tenía atrasado y no lograba fluir. Esas dos palabras fueron la despedida. Gracias por tanto Sandra. Gracias por permitirme transitar contigo unos pasitos de mi camino. Aprendí mucho y desaprendí al unísono. Ese amor de hermanos, de amigos es mas fuerte que cualquier distancia.



Muchas veces nos cuesta decir TE AMO, GRACIAS, PERDÓN. Es mi momento, cada uno que busque el suyo si así lo desea. No es mala idea contagiarse y animarse a ello. El "TE AMO" también puede ser entre amigos, aunque no sea común admitirlo. Les dejo mi experiencia, ustedes hagan lo que consideren pertinente.
Hoy me voy feliz de Comodoro, con una sonrisa de oreja a oreja, pura y simplemente compleja.
Aprovecho este momento para decir...te amo Hermana, te amo Mamá, te amo Papá.
Libero desde aquí, me libero. Por eso el otro te amo es para Tolina. Gracias, fuiste una de las personas que mas me enseño, una de las personas que más admiro. Ya somos ciertamente aire.
Amo a cada Ser que se cruzó en este camino. Incluso los que creía que me hicieron daño. Aún así los amo. Sin ellos no podría haber llegado a vivir esta experiencia.

Los que me conocen saben que mi vida no había sido muy fácil e incluso algo dura tal vez. Agradezco que haya sido así. Recién ahora lo comprendo. El entender difiere del comprender. El otro día perdoné a quien creía me había hecho mas daño (no es necesario poner quién es, ya muchos lo saben). Hoy di un paso trascendental. Hoy pude sentir que amo a esa persona. Gracias por manejarte así conmigo. Con tu ausencia me diste las herramientas necesarias para llegar a este sitio y escribir esto. El otro día te liberé, ahora me liberé yo.

Cuando inicié el viaje pensé que era para brindarme al Mundo, brindar mi tiempo, mi vida. Hoy el Mundo me mostró que el viaje también es para dejar que el Mundo me brinde. Esta enseñanza es una clara muestra de ello. Hoy abrazo al Mundo, a la humanidad como pares. Ya no me tomo como inferior al resto. Soy par, soy hermano, soy amigo. Necesitaba sanarme para lograr iniciar este viaje aportando mi granito de azúcar al Mundo. Ahora por fin comprendo que yo también formo parte de este Mundo. Ya no me veo como 3° persona. Soy parte de ese todo.

Los que vienen leyendo el blog saben de lo que he tenido que luchar, lo que he venido remando contra las trabas burocráticas para llevar a cabo el proyecto de los Derechos del Niño. Quien lea entre lineas entenderá que eso fue lo que hoy sané. Sané mi niño. Ahora sé que ambos proyectos están fluyendo. Está llegando la hora de levantar vuelo. Ya no temo a las trabas burocráticas porque yo creo en lo que intento brindar. No significa que no exista mas burocracia pero ahora la enfrento de otra forma. Tengo las herramientas necesarias para atravesarlas y continuar.

Amigos, cumpas de viaje, de vida. Escribí esto que podría haber optado por guardarme para compartir con ustedes mi felicidad. Gracias por la bonita vibra que día a día me brindan. Les envío todo mi amor y la mejor de las sonrisas.
Partí de Bahía Blanca el 1 de marzo, el viaje inició 16 días después. Hoy 25 de marzo, pongo 1° y soltando lentamente el embrague, acelero.



Desde hoy avanzo, ruedo, rolo.
¡SIENTE, VIAJA, VIVE!

1 comentario:

oscar lobos dijo...

hola visita mi blog por favor hago trabajos de mecanica www tallermecanicolobos.blog . com . ar gracias.