Acompañanos en:

acompañanos en facebook Acompañanos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

domingo, 27 de abril de 2014

Puerto Santa Cruz

Empezaría diciendo que la vida me sorprende cada día, que mi estadía en Santa Cruz fue rara ya que pensaba quedarme poco tiempo y me quedé mas de una semana peeeeeroooo...ya no tiene sentido iniciar las notas así ya que cada lugar que visito suceden cosas asombrosas, conozco personas hermosas, comparto momentos geniales, adquiero nuevos aprendizajes y hago nuevos amigos. Por todo eso, ya veo natural que mi vida sea un devenir constante de "situaciones raras e inesperadas". Por ello es que la nota la voy a empezar de la siguiente manera:



Mi estadía en Puerto Santa cruz fue comúnmente extraña. Ya tenía el contacto de Daniel Farina, amigo de Darío Abelando, el muchacho que me hospedó en Piedra Buena. Cuando llegué al Pueblo (me impactó por lo bélico), alguien se me acercó haciendo señas en plena calle. ¡Era Daniel! Charlamos un poquito y coordinamos encontrarnos en la costanera cuando saliera del trabajo. Aproveché para acercarme a la escuela pública del pueblo y reunirme con la directora para llevar a cabo el taller de los Derechos de l@s Niñ@s. Dialogamos y si bien parecía muy interesada en el mismo, no volví a tener noticias de ella. Por algo son las cosas. Lo acepto aunque me hubiese gustado desarrollar allí el taller.



A la tarde me encontré con Dani que me pasó a buscar en su kombi y fuimos a su casa. Jamás había manejado detrás de otra kombi similar a la mía así que estaba como payaso con dos narices. Llegamos a su casa y me presentó al resto de la familia. Jorgelina, Delfina y Luna. Una familia hermosa, de una vibra increíble. Creo que no era consciente de lo mucho que extraño a mis sobrinos hasta que llegué a esa casa, las niñas tienen la misma edad que mis sobris y nos pasamos un montón de tiempo jugando.



En mi estadía allí también conocí a Nieves y Silvia, dos mujeres que son parte del Rincón de Arte Caleidoscopio. Sitio que desde el mismo martes sería nuestro centro de reunión compartiendo ricas charlas, risas y muchos abrazos. A partir del miércoles ya no dormía en la kombi sino que "El Calei" también sería mi dormitorio calefaccionado. Tuvimos muy lindas reuniones pensando de que manera se podría aportar nuevas actividades, mover un poco y meterle mas vida. Fue muy interesante para mi conocer gente que tiene ideas muy similares y con quienes comparto muchos objetivos. Enseguida nos pusimos a hablar de objetivos, actividades y sueños. Tampoco faltó la oportunidad de conversar sobre realidades sociales, un poco de historia y aún mas sueños.




Llego semana santa y empezaron las reuniones nocturnas entre los que ya eran parte mía, mis nuevos amigos. Hubo muchos juegos, buena comida, risas y momentos sanamente compartidos. Cada cuál sacó su lado mas "actoral" y metimos magia jugando al dígalo con mímica. Por supuesto que las niñas también jugaron y logramos una vibra alucinante!







Ya avizorábamos la posibilidad de armar una feria para vender un poco. Ropa del Caleidoscopio, de Jorgelina y mis cosas. Cumpliendo la promesa de hacerles una torta Afgana, me levanté temprano a cocinar para que cuando llegaran al "Calei", tuvieran mates calentitos con algo rico para comer. Vendimos el sábado y a la tarde llegaron los chicos de "Viajando estamos de Ushuaia a Alaska", unos chicos que salieron de Bahía Blanca para recorrer este hermoso Continente. Compartimos un buen rato y luego siguieron viaje porque querían llegar a Río Gallegos ese mismo día. Un placer haberlos conocido personalmente!!!
También apareció Rodrigo Mauregui quien me regaló su libro "En la cuerda floja". Me encantó la dedicatoria pero mas me gustó leer ese bello libro.   






El domingo volvimos a armar feria y TATAN TATAN...En un momento estábamos vendiendo (mejor dicho, esperando que llegue gente a la cuál vender) y de repente a la tarde apareció una chica Brasilera  (Camila)que está viajando por América. Nos pusimos a charlar entre todos y en un segundo fue una mas del grupo. Yo estaba por salir a jugar con la gente en el pueblo (bueno, yo no sino mi clown "Madgid") y cuando le propuse hacer eso a Cami, inmediatamente aceptó por lo que en un ratito estábamos en las calles provocando situaciones divertidas. A la noche se hizo un asado con verduras y mas juegos, charlas y muchas miradas cómplices.






El lunes fue mas de despedida y planeando la visita al Parque Nacional "Monte León". Fue difícil despedirse de esos nuevos amigos y sobre todo por haber compartido momentos tan bonitos e intensos. A la mañana del martes llegaría la despedida definitiva. Unos últimos mates, regalos de recuerdo y los abrazos de un probable "hasta luego".



Finalmente llegaría el momento de dejar nuestra casa "Caleidoscopiana" y junto a Cami encaramos la ruta para empezar un nuevo trecho de viaje de compañeros.



Amigos, les agradezco de todo corazón los momentos vividos, las historias compartidas, el haber permitido meterme en su vida y sobre todo por tanto tanto tanto cariño. Los quiero mucho y quien dice, tal vez nuestros caminos se vuelvan a cruzar.

Salud, mucha energía y los mejores deseos de PURA VIDA!!!!
















3 comentarios:

Goyito dijo...

Genio y figura! buena onda! que sigan los buenos vientos! abrazo grande!

--- dijo...

Muchas gracias por la buena onda Goyito! Un abrazo y la mejor de las vibras!!!

Leonardo Sebastian Parada dijo...

q buena onda... q linda vida disfruten mucho. saluds desde piedra buena.